Categorías

Más de medio siglo luchando contra la lepra 03/04/2013

Más de medio siglo luchando contra la lepra


 La importantísima labor de Raoul Follereau


Noticias

 

Raoul Follereau en el año 1.930, viaja a Nigeria como enviado de un periódico Argentino, y descubre así la existencia de los leprosos. El impacto fue tan impresionante que a partir de aquel momento dedicó gran parte de su vida a reclamar los derechos humanos de los más marginados, los leprosos.     
 
Al servicio de las que él llama "las más dolorosas minorías oprimidas del mundo", Raoul Follereau ha dado 32 veces la vuelta a la tierra, visitando 95 países. Es sin duda, junto a la Madre Teresa y el Padre Damián las personas que en el mundo han tratado, tocado y estrechado entre sus brazos a mayor número de leprosos.

Fue en 1.954 cuando Raoul Follereau fundó la Jornada Mundial de los leprosos. Su objetivo era lograr que todos los enfermos de lepra fueran cuidados como todos los demás enfermos, respetando su dignidad y su libertad humana. Y "curar a los sanos" del miedo absurdo y a veces deshumano que les produce esta enfermedad y los que la padecen.

Esta jornada celebrada hoy en 127 países ha llegado a ser realmente como quería su fundador; una inmensa cita de amor que ofrece a los enfermos algo más que una ayuda material considerable. El gozo y el orgullo de ser tratado como hombre.

Hace más de 60 años Raoul Follereau luchaba ya por las causas que defendemos en nuestros días y que defenderemos mañana: luchar contra todas las formas de marginación y poner al hombre de pie de nuevo.

Los considerables progresos que la medicina ha desarrollado en este sector en los últimos decenios, han generado en la conciencia social la convicción de que por ser curable la enfermedad de la lepra haya desaparecido en el mundo, convirtiéndose así en "una enfermedad olvidada". Pero lamentablemente no es esta la situación real. Con casi un nuevo caso diagnosticado cada minuto en el mundo, la lepra existe todavía. ¡Pero nosotros no nos rendimos!.

Está todavía muy presente en países como India, Nepal, Brasil, Madagascar, Tanzania, Angola, Congo, Guinea Ecuatorial, Benin, Burkina-Fasso, Camerún, Senegal, etc., así como en difrentes Países de América Latina.

Entre los nuevos casos más de veinte mil son niños menores de 15 años. Más de 2 millones de personas padecen minusvalías y necesitan cuidados especiales adaptados.

El diagnóstico precoz es una prioridad. Intervenir cuanto antes permite evitar las secuelas de incapacidad  permanente, causa de marginación para los enfermos. Su puesta en marcha es complicada por el hecho del alejamiento y por la insuficiencia de cobertura sanitaria.

Formar al personal es mantener los conocimientos, las competencias y la vigilancia sobre una enfermedad que retrocede pero se resiste en las regiones más desfavorecidas.

La Lucha de la Asociación Amigos de los Leprosos Raoul Follereau a favor de los niños, proviene de la misma lógica que nuestra lucha contra la lepra: que se les margina porque la enfermedad les golpea, o porque no han ido a la escuela.

Cuidar, alimentar, educar, pero también amar. Devolverles la sonrisa, y devolverles la esperanza. Esto es lo que la Asociación Amigos de los Leprosos Raoul Follereau, también se ocupa con centenares de niños, respetando en esta acción al espíritu de su fundador.

Nuestra llamada mantendrá para siempre ese mensaje de actualidad. Socorrer, curar, educar, pero también amar. Es a lo que se dedica la Asociación Amigos de los Leprosos Raoul Follereau con su ayuda. Es gracias a la generosidad de todos que podamos alcanzarlo. Seguimos contando con la colaboración de todos.